Durante la Inspección

Conoce el proceso de Inspección

Adaptándose a lo establecido por la Comunidad Europea, desde 1985 es obligatorio que todos los automóviles matriculados en el territorio español se sometan a una inspección técnica (ITV) de forma periódica para verificar su estado.

El objetivo es eliminar en lo posible el riesgo de accidente y contribuir a una mayor seguridad vial y a una mejor calidad del medio ambiente.

Solicitud de inspección

Para obtener el mejor servicio, al llegar a la estación debes seguir la señalización del suelo, parando en la línea correspondiente y dirigirte a la oficina con la documentación del vehículo, donde estaremos encantados de gestionar la inspección de su vehículo.

Acondicionamiento Interior

Dentro del habitáculo del vehículo, o en su defecto en el puesto de conducción, no deberán existir aristas vivas o partes rígidas o puntiagudas que presenten peligro para sus ocupantes. Los elementos localizados en dicho habitáculo estarán bien sujetos y no presentarán riesgo de desprendimiento.

Alumbrado

Utilizando el regloscopio comprobaremos la intensidad y la direccionalidad del haz de luz. Se comprobará el perfecto estado y función de todos los grupos ópticos.

Emisiones

En el box de emisiones mediremos tanto las emisiones químicas como sonoras verificando que no supera los límites establecidos.

Frenos

Utilizando el frenómetro verificamos la eficacia del sistema de frenos, tanto el de servicio como el de estacionamiento.

Foso

Situando el vehículo en el foso revisaremos: el sistema de escape, de frenos, dirección, caja de dirección, suspensiones, transmisión, articulaciones, guardapolvos, rótulas y tirantes.

Holguras

Con la ayuda del detector de holguras, simulamos el movimiento del vehículo en movimiento, de este modo podemos detectar defectos que con el vehículo parado no se detectarían.